El Camino: la vuelta

Después de la llegada a Corcubión debíamos iniciar el camino de vuelta al hogar. Lo iniciamos correctamente cogiendo el bus con destino Coruña, sabíamos que llegabamos demasiado justos, pero no había problema a las seis salía un tren con destino León.

El problema surgió cuando descubrimos que no solo se trataba del tren más caro del mundo, sino que además era el lento del mundo. Seis horitas de nada para cubrir los 300 km de recorrido. Obviamente lo intentamos todo, pero estabamos avocados a disfrutar del transporte ferroviario en toda su plenitud.

Los problemas de gigantismo en el pie izquierdo de una de las personalidades del PJ, ha animado a las otras dos a convertirse en médicos y recetar pastillas sin ton ni son; lo cierto es que todo viene de que echaremos de menos el clásico desuyuno del Camino, magdalena e Ibuprofeno.

Ultreia!!!
Enviado desde mi BlackBerry® de Vodafone

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s